Facial

 

El rostro es el espejo del alma. Nos informa sobre nuestra edad, nuestro humor, nuestro estado de salud y también nuestra historia.

Es la parte más visible de nuestro ser, de modo que no hay nada más legítimo que concederle una atención particular. Una piel bella es una piel cuidada, una piel que se alimenta, se limpia profundamente y se consiente.